Si estás pensando en apuntarte a clases de pilates en Burgos, estás embarazada y quieres saber más acerca de todos los beneficios que puede aportarte hacer unas clases a la semana, o si por el contrario quieres saber si existe alguna contraindicación para mujeres en estado, este contenido es lo que estabas buscando. Hablaremos de los principales beneficios que obtienen las mujeres embarazadas al practicar pilates moderadamente durante su embarazo, incluso en el último trimestre. Además te informaremos sobre si existe algún riesgo según el tipo de embarazo que lleves.

En los últimos años son muchos los expertos que han expresado su acuerdo sobre la práctica de deporte durante el embarazo, siendo el pilates el deporte favorito para ello.

Cuando acudas a las clases de pilates en Burgos, te podrán explicar que este deporte ayuda a preparar el cuerpo para el parto, fortaleciendo los principales músculos que intervienen en él: suelo pélvico y pared abdominal. Se ha demostrado que las mujeres que lo practican sobrellevan mejor los principales síntomas del embarazo, sobre todo los del primer trimestre, como las náuseas, la fatiga y el dolor articular. También ayuda a reducir la ansiedad y a conciliar mejor el sueño, algo fundamental para un correcto desarrollo del feto y para garantizar una calidad de salud materna antes y después del parto.

En casos de embarazo de riesgo se desaconseja todo tipo de deporte. Incluso, en los embarazos delicados, durante el primer trimestre se debe esperar a conseguir una mayor estabilidad para empezar a practicar algún tipo de deporte de impacto mínimo. En cualquier circunstancia, hacer pilates es la forma más segura de mantener una forma física óptima para antes y después de dar a luz.

Desde Korpe Escuela de Salud Corporal apostamos por un uso saludable del deporte, ayudando a las personas a mejorar su estado físico en todos los estados de su vida.